“Mi diseño no es feo, es Abstracto”.

Recientemente cuando me encontraba sentado con los brazos sobre el escritorio, tratando de maquilar una  idea nueva para el trabajo que me habían pedido recientemente, comencé a pensar y a pensar tratando de aterrizar el proceso creativo que no me convencía del todo, mi cerebro entró en un estado muy parecido al YouTube, buscas un video determinado y terminas viendo el funeral del “Canaca” (EPD), en pocas palabras, una cosa me llevo a la otra y una neurona se conecto con esta otra y repentinamente, ¡boom!, llegó un recuerdo gracioso de mi fase universitaria…

Recuerdo haber estado en clase de Diseño Gráfico 1 que en la universidad a la que asistí es la primera gran materia, el intro a lo que es la carrera en realidad, explicaciones de las leyes Gestálticas, ejercicios de composiciones, relación fondo figura, y lo que parecía mas sobresaliente era el realizar los primeros “pininos” en los programas de vectores como Illustrador o el América de los programas el CorelDraw (es el América por que o lo odias o lo amas).

Comenzábamos con nuestros primeros trazos en vectores, parecía más difícil que manejar un plumón o una brocha, pero valientes nos pasábamos las horas clickeando, dando dirección a las lineas para sacar una buena nota en el semestre.

Como siempre pasa, yo lo he hecho para que negarlo, hay compañeros que realizaban sus tareas el último día, sínicos que faltando horas para la entrega, trabajaban apresurados, la presión se vuelve un arma de dos filos que cuando está de buenas te facilita el desarrollo del proceso creativo, pero cuando no, todo se vuelve frustración, ira, enojo y eso sólo lleva a la frase clave de este articulo:

“Mi diseño no es feo, es Abstracto”.

El diseñador siempre tiene tendencia a protegerse de las malas críticas, pero cuando los argumentes se encuentran acorralados por la veracidad de las palabras de la persona que no esta de acuerdo con el diseño realizado, cuando no entiende la forma de lo que tu afirmas que es un árbol, cuando de plano no pudiste detallar, o no se te ocurrió ni siquiera bajar un vector de esas paginas de logos listos para que pongas el nombre de tu empresa, es cuando el “diseño abstracto” te salva de seguir argumentando cosas que no hiciste.

Junto con pegado de esta excusa “abstracta” viene una justificación aun más risible por parte del emisor, se vuelve una capa de mentiras piadosas que protegen a tu creación y tratas de darle sentido, por ejemplo:

Clase Dibujo al Natural: El brazo no esta desproporcionado, no, es que tiene muchos amigos y su brazo evoluciono para abrazarlos a todos…

Clase de Envase y Embalaje: No, la agarradera no está mal hecha, es que es para manos pequeñas, según un estudio de mercado revela que los usuarios de aceite para motor son enanos de circo o niños menores de 8 años…

En fin, las excusas en este mundo de la gráfica suelen existir en cualquier punto, pero para que esta humilde profesión crezca tenemos desde la escuela siempre tratar de dar el 100% de nuestro esfuerzo para lograr resultados que le guste al cliente, a su audiencia y también a nosotros mismos…

 


Sato

Diseñador, Ilustrador y futbolista...

Qué te pareció el Artículo?

  • Increible 0
  • Interesante 0
  • Inspirador 0
  • Divertido 0
  • Útil 0
  • Emocionante 0

Déjanos tu Opinión

Comentarios