Personal Branding: Ventas para el independiente primerizo

Ventas-Independiente1

Una de las primeras cosas que tienes que resolver cuando creas una empresa o eres independiente es cuál va a ser tu fórmula para conseguir ventas.


La acción se mira tan simple, al vender tus primeros proyectos en increíbles $300 +/- pesos a un conocido. Pero qué sucede cuando ya esto se vuelve un negocio serio y decides crear un negocio, aquí es cuando comienza el verdadero juego, ya que esto implica tener conocimiento no solo en el área gráfica, sino un poco en lo administrativo, en facturación, conocimiento en marketing y en la muy importante comunicación.

Si cumples con estas armas es seguro que te defiendas en el mercado, pero no es suficiente, ya que es donde entran las habilidades de vendedor; cómo abordar a un cliente y aunque se escuche fácil es sumamente complicado:

  • Primero se tiene que entender qué tipo de cliente se está abordando, es decir “según el sapo la pedrada” para darse una idea de cuánto se cobrará, esto depende del rubro al que pertenezca, el área socio-económica y el tamaño de la empresa.
  • Es recomendable hacer un estudio simple de tu próximo objetivo, ya sea probando la mercancía o analizando de manera gráfica todo aquello que puedes ofrecer y sobretodo mejorar, ya sea su Logotipo, Página web, Social Media, o según la habilidad que domines.
  • Otro punto de suma importancia es empatizar y entender el negocio del cliente, ya sean sus procesos de producción, cómo llegan los clientes, cómo trabajan, cual es el ambiente, etc.

tools

Ya con esto en nuestro poder tenemos suficiente información para entrar en acción y lo primordial sería por medio de una cita o como segunda instancia ir directamente, aunque esta última es poco recomendable ya que le quitas formalidad a la negociación, puesto que presionas al cliente, quizás de momento no este interesado y no tendrás oportunidad de persuadirlo, siempre es mejor preparar el terreno.

La Cita

Ventas-Independiente
Aquí es donde se pone a prueba de qué estas hecho, es el momento donde te plantas frente a frente con el cliente, y mentalmente ya debes de estar preparado para entender que el cliente es un personaje que sabe “más de diseño” que tú, porque estudió administración y tiene su empresa al cien, por ello aquí te presento estos puntos que te serán de gran ayuda:

  1. Lenguaje Corporal, muéstrate siempre interesado y adopta una postura positiva en todo momento.
  2. Recuerda que somos diseñadores y somos imagen por ello te recomiendo que te peines las rastas, te cortes las uñas y te bañes de un buen perfume (o mejor báñate con agua y jabón, ¿que pues?)
  3. Empatiza con el Cliente, este punto es eminente, ya que si de primera instancia no caes bien, no importa la propuesta innovadora que presentes, simple y sencillamente no va a funcionar.
  4. El cliente “nunca está mal” y “lo que tiene le funciona” está prohibido mencionar lo contrario, ya que no queremos agredirlo o echárnoslo en contra. Más bien lo que tiene siempre puede mejorarse, ya que si fundamentas esto y te justificas con puntos positivos en tu propuesta, no será necesario debatir sus puntos.
  5. Por último, no olvides prepararte con tu portafolio ya sea en línea o impreso, debe ser inmanente a ti, y puntos extra si puedes personalizarlo para que el trabajo que muestres tenga congruencia con el giro de la empresa que abordas.

Siguiendo estos puntos básicos, con una buena presentación personal y demostrando tu conocimiento, seguro que cierras una venta o en su defecto ganas un aliado que puede recomendarte a sus conocidos.

Si tienes algún otro tip o una pregunta déjanos un comentario.


Bencomo

Apasionado por la ProgramaciónWeb y el gusto del buen boxeo,

Qué te pareció el Artículo?

  • Increible 43
  • Interesante 20
  • Inspirador 0
  • Divertido 1
  • Útil 6
  • Emocionante 0

Déjanos tu Opinión

Comentarios